Make your own free website on Tripod.com

         

 

 

Sitio web de ANEP

 

Sitio web de Salto

 

 

CATALINA HARRIAGUE DE CASTAÑOS(1877-1964):

No tuvimos el gusto de conocer personalmente a esta auténtica benefactora Salteña, pero desde nues­tra niñez oíamos hablar encomiásticamente de esta dama que, silenciosamente, sin alardes, estuvo siempre presta a apoyar económicamente todas las obras que beneficiaran a la comunidad.

Había nacido el 2 de noviembre de 1877, hija del vasco francés Don Juan Harriague y de Doña Josefa Burutarán, española de San Sebastián.

Era sobrina de Don Pascual Harriague.

Era casada con Don José Castaños, un vasco de Bilbao en cuyo recuerdo lleva su nombre una sala del Hospital Regional de Salto.

Doña Catalina se sentía feliz si podía llevar, con su ayuda, un poco de felicidad a los desheredados de la fortuna.

Poseedora de un espíritu amplio, comprensivo, solidario y hondamente compenetrada de las necesidades de los humildes, se hizo querer y admirar por su pueblo salteño que, por generaciones, le rendirá el tributo de gratitud que ella se ganó con su siembra generosa.

Nobleza obliga, y por eso hemos de mencionar algunas de las más importantes donaciones que hizo a Salto, no para conocimiento de las actuales generaciones de salteños, que lo saben, sino para dejar una mera constancia de la magnitud de tales des­prendimientos.

Por cierto que no son las únicas ni nosotros conocemos todas las que, en un plano privado, seguramente debe haber hecho.

A la Universidad del Trabajo donó la moderna construc­ción, con el correspondiente equipamiento, donde funciona la Escuela Técnica, que con toda justicia lleva hoy el nombre de la donante.

A la Congregación Salesiana donó la construcción del Liceo Nuestra Señora del Carmen, en calle Artigas 543, de Salto, a pocos metros de la Plaza Treinta y Tres.

Igualmente donó el edificio del Colegio María Auxiliadora, en calle Piedras 69, entre las calles Uruguay y Artigas, de Salto.

Al Ministerio de Salud Pública ha efectuado importan­tes donaciones para el Hospital Regional Norte, de Salto, no sólo la Maternidad sino para otros servicios del nosocomio que siempre contó con su respaldo.

Hay en Salto un hermoso paseo popular que está vincu­lado al nombre de quien venimos hablando y es el Parque Harriague.

En efecto, el terreno fue donado en memoria de Don Juan Harriague por sus hijas Doña Catalina Harriague de Castaños, Juana Harriague de Brignole, Pascualina Harriague de Sant 'Ana y Octavia Harriague de Dondo.

Al momento de efectuarse esa donación era Intendente Municipal el Arq. Armando I. Barbieri, quien no demoró en convertir el predio en un parque con teatro al aire libre. Por su escenario han desfilado artistas de jerarquía y han tenido cabida igualmente, espectáculos de música y canto popular. Resulta inolvidable el concierto coral, dirigido por el maestro Eric Simon, en cuya oportunidad se cantó El Mesías de Handel.

La avenida Pascual Harriague discurre en su trazado por el frente norte del parque Juan Harriague, de modo que, cercanos como estuvieron esos hermanos en la forja de sus vidas laboriosas, lo están también en el nomenclator de su ciudad adoptiva.

Doña Catalina Harriague de Castaños falleció a los 86 años, el 2 de abril de 1964.